Archivo del blog

viernes, 27 de abril de 2018

Rojo que te quiero rojo




Así de rojo y así te intenso es el color y el sabor (¡y no te quiero contar el olor!) de nuestra mermelada de fresón.

En tiempo primaveral, tiempo de colores intensos, tiempo de aromas dulces, tiempo de alegría en nuestro carácter mediterráneo, empezamos a elaborar con nuestro sempiterno amor y cariño, unos botes muy especiales. Cada uno de ellos encierra detrás de ese "pop" que suena al abrir un aroma espectacular, un sabor a fresa que llega a ser un espectáculo para nuestro sentido del sabor.


Cocinada a fuego lento, como siempre en nuestra marmita llena de paciencia, la fresa nos regala un sabor y un aroma indescriptible ¡¡ sencillamente espectacular!!


Nuestro secreto es simple, hacer las cosas para ti como las hacemos para nosotros. 

Elaborar nuestras mermeladas, nuestros vinagres y todos los productos que desde El Perolet fabricamos para ti, encierran todos el mismo secreto, todos. Una materia prima de altísima calidad, un tiempo para cada cosa, porque las prisas aquí no valen, y el mimo, cariño y esmero que ponemos como tú lo pondrías para hacerlo para tu casa. 

La semana pasada te proponíamos una receta de la casa para inaugurar gastronómicamente este tiempo que nos anticipa la llegada del verano, te proponíamos inundar tu mesa de color rojo, ese color que incrementa nuestra energía, que nos inunda de vitalidad, que contagia entusiasmo. Una receta que encierra un secreto, amig@ lector, que si me acompañas te desvelaré...


La frambuesa, arándanos, cereza, mora o fresa son todas frutas que se engloban dentro de la categoría "frutos rojos". Todas ellas con alto contenido en vitamina C. Hasta aquí pocos secretos ¿verdad? 
Encierran además la capacidad de potenciar la concentración y la memoria. A la par que nos relaja nos incita con el despertar de una ascendente energía. Nos provoca una serie de sensaciones agradables, equilibrando la pasión por la acción con la calma y quietud. Pero aún hay más ... pues esa vitalidad que nos dan las frutas con alto contenido en vitamina C nos la transmiten también sus flores,
así que la primicia es la que sigue:

Pon unas ramas de cerezo (cuando tenga la flor, aún será mejor) adornando tu cocina o tu comedor, y regala algún aroma del tipo que más te guste (varillas o eléctrico) a tus comensales, y por su puesto, deléitalos con la receta de trucha asalmonada. Y después ... cuéntanos los resultados 😊





viernes, 20 de abril de 2018

Tiempo de fresas, con trucha asalmonada

¡Hola amig@s! Empezamos la producción de mermelada de fresa y con ella compartimos contigo una receta que seguro sorprende a tus familiares y amistades. Para que seas diferente, original y te recuerden con una agradable sonrisa. ¿List@? Empezamos:

1º  Dobla las mangas de tu camisa, pon un dedo en una de las comisuras de tus labios, otro dedo en la otra comisura de tus labios, y estira simultáneamente ....
¡¡Sí!! ¡¡Una sonrisa!!
Ahora ya puedes cocinar :)


 2º Limpia la trucha (o salmón si lo prefieres) y déjala en la nevera con sal y limón un mínimo de 12h y un máximo de 24h . Asegúrate mientras está macerando este tiempo de que tengas en casa mermelada de fresa y vinagre de frambuesa de El Perolet.
En caso de no tener,¡¡tranquil@! que no cunda el pánico:  haz un pedido rápidamente en nuestra tienda online o acércate a una de nuestras tiendas físicas en Confrides o en Guadalest.

3º Pasado este tiempo,y sin perder esa sonrisa, calienta aceite (más o menos a 180ºC), reboza con cariño la trucha o el salmón, y fríelo. Con suavidad y delicadeza ...

4º Si ves la que línea curva que tenías dibujada bajo tu nariz se estira, haz un breve descanso y nuevamente provoca esa curvatura 😏😉¡sonríe!

5º Recuperada la sonrisa, coge otro recipiente y pon unas cucharadas de mermelada de fresón (si te gusta más la mermelada de frutos del bosque o de frambuesa, puedes hacer el cambio) junto con un chorrito de vinagre de frambuesa. ¿Cuántas cucharadas de mermelada? Pues depende de para cuántas personas elabores el plato, nosotros te recomendamos que calcules tres o cuatro cucharadas de postre por persona, si te gusta más intenso añade una más. Puedes poner la mitad de vinagre, salvo que te guste con un toque más ácido, pon alguna cucharada extra.
Calienta a fuego suave y pon el pescado sobre la mezcla.  Déjalo unos minutos que fusionen sabores, colores y textura.

6º Por último, emplatamos.
Rescata el pescado, sólo el pescado del recipiente y sirve cada porción. Nosotros te recomendamos adornar cada plato con unas hojas de endivia, frutos secos y fresas troceadas, aprovechando la temporada. Puedes acompañar, como guarnición, con un poco de arroz para ensaladas. Cubre ligeramente el pescado con la salsa que has hecho de mermelada con vinagre. Y ... ¡sorprende!





Sobre esta base, puedes dar rienda suelta a tus ideas y crear nuevos platos:
sobre una base de hojaldre, sobre una crema espesa de patatas, sobre una base de rúcula y espárragos verdes ... cuéntanos qué ideas se te ocurren, cuánto éxito has tenido y sobre todo lo fácil y sencillo que te ha resultado hacer una receta original, diferente y sabrosa.

¡Qué aproveche!

(Receta original de Jordi Aracil García)




El Perolet en Thun (Suiza)

Aventura en Thun El pasado 1 de noviembre abrió sus puertas otro año más la expo de Thun, NeuLand . Este año sin embargo sería muy difer...